El Crimen de Berzocana

Sucedió el día de Navidad de 1879. Francisco Domínguez Cano, mayoral de la casa del crimen, incitó a sus cómplices a dar muerte al amo, Fulgencio Díez, rico labrador; a su esposa, Dolores Flores; a tres hijas, al hijo varón y a la criada. Una suma de siete muertos. Sorprendieron a la familia durmiendo y la eliminaron a hachazos. Descubiertos, fueron sentenciados a muerte. Les dieron garrote en el mismo pueblo, donde alguno murió de miedo.

--- Uno de ellos es el que tuvo lugar en el pueblo de BERZOCANA, EN LA MADRUGADA DEL 26 DE DICIEMBRE DE 1879.

--- Fue tan brutal el crimen que allí se produjo que, desde entonces, la localidad cacereña, ubicada en la Sierra de Guadalupe, se conoce como EL PUEBLO DEL HACHA.

--- En esta localidad vivían DON FULGENCIO Y DOÑA DOLORES con sus cuatro hijas y su hijo. Con ellos vivían sus criados y demás gente de servicio que eran hasta 5.

--- El 26 de diciembre a las once de la noche, el criado de la casa untó un poco de aceite al cerrojo para que los dueños no escucharan el chirrido de la puerta. Abrió la puerta y entró su padre en compañía de su hermano. Por el camino se encontraron con el mozo que se unió al grupo.

--- El Grupo se dirigió al dormitorio del matrimonio y con un hacha ejecutaron al amo, a su mujer, a tres de sus hijas, la criada, su hijo de 9 años.
--- Enseguida fueron detenidos por la Guardia Civil, y conducidos a la prisión de Cáceres.

--- El móvil, como era habitual en esta época, era el dinero, y el modo de conseguirlo, el más cruel de todos.

--- El crimen de Berzocana adquirió tanta fama que incluso se llegaron a componer algunas coplillas populares que recordaban el macabro asesinato.